Otros

¡ Si eres enfermero/a y alguna vez te has planteado dedicarte a la dermoestética, no te pierdas este post!

Si a nuestros parientes del siglo pasado les dijéramos que hoy en día la esperanza de vida a aumentado más de veinte años, probablemente no nos creyeran. Llegar a cumplir más de 90 años se ha vuelto de lo más normal gracias a los avances en tecnología y medicina. Además en muchos de estos casos, se llega a esa edad con muy buena calidad de vida, por lo que el concepto de senectud se puede decir que poco a poco se está modificando.

A pesar de que la vitalidad pueda mantenerse, los cambios producidos por el envejecimiento fisiológico siguen apreciándose en la apariencia de las personas, y este es el motivo de que la demanda de procedimientos para mejorar la estética exterior hay aumentado considerablemente en los últimos años.

Tenemos multitud de personajes célebres que sirven como modelo y ejemplo para ver lo que los procedimientos estéticos pueden llegar a hacer sobre nuestro aspecto físico.

Todo esto, sumado al cambio de los estereotipos de belleza del último siglo provoca en la sociedad una revolución por la necesidad de someterse a procedimientos estéticos que no solo mejoran el físico, sino que en muchas ocasiones aumenta el autoestima personal. Por esta razón la rama de la medicina estética está creciendo sustancialmente y junto a ella los profesionales de la enfermería también aportan sus conocimientos, competencias y profesionalidad.

La enfermería dermoestética es un sector que se encuentra creciendo paralelamente a este movimiento por mejorar la estética y que pueden trabajar conjuntamente con el profesional médico.

¿Pero qué es la enfermería dermoestética ?

La Enfermería Dermoestética es una disciplina englobada en la rama de las Ciencias de la Salud, que tras haber superado con éxito el periodo universitario, se que se ocupa de los cuidados más específico y relacionados con la estética. En este ámbito encontramos el pilar fundamental de su desarrollo: el conocimiento de la piel y sus anejos. Gracias a los amplios conocimientos de anatomía que este sector adquiere, puede comprender mejor cómo sacar partido a los tratamientos y técnicas específicamente destinados a la reparación, restauración, mantenimiento y prevención de su deterioro.

Los tratamientos que realizan las enfermeras dermoestéticas no son quirúrgicos, por lo que van desde la depilación láser, aplicación de diferentes tipos de peelings, hasta la eliminación de tatuajes, micropigmentación o inyección de productos sanitarios como por ejemplo lo es el Ácido Hialurónico.

Todo esto en conjunto genera que los cuidados enfermeros se eleven hasta el máximo nivel bienestar físico y psicológico en las personas que someten a dichos tratamientos, llegando así a mejorar su salud en general de una forma integral.

Gracias a los conocimientos que estos profesionales generan durante su formación universitaria, las horas prácticas dedicadas a la aplicación de técnicas de enfermería y la formación posterior con estudios de postgrado hacen que sus procedimientos sean seguros, completos y con resultados muy positivos.

¿ Estás pensando en formarte como enfermera dermoestética ?

Formándote adecuadamente en esta disciplina y obteniendo conocimientos de calidad, podrás llegar hasta donde te propongas. Porque podrás trabajar de forma autónoma en tu propia consulta de enfermería dermoestética, como colaborar en centros de medicina estética o incluso trabajar en el sector público.
¡ Es una aventura que tiene comienzo pero no final !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

3 × 4 =

Publicar comentario