Dermoéstetica

FUENTE: https://www.diariomedico.com/

La dermoestética es una especialidad enfermera cuyo contenido se viene ejerciendo desde siempre por la enfermería.

“Lo hacemos cuando cuidamos la piel, la autoimagen, tratamos problemas en el cuero cabelludo o el pelo, realizamos cuidados para mejorar la hidratación o para tratar una herida o una cicatriz… Si enumeramos los cuidados asociados a la dermoestética la lista puede ser infinita”, explica a este periódico Marisol Olmo, presidenta de la Asociación Nacional de Enfermería Dermoestética (Anede).

Pero a pesar de ello, esta especialidad no se ha dado a conocer hasta la creación de Anede hace una década. “Ello hace que sea una especialidad joven, de la que no existe censo de profesionales que se dediquen a ella, por lo que no es posible cuantificar los profesionales enfermeros que ejercen en este sector en la actualidad. Lo que sí es cierto es que su crecimiento es exponencial, lo que da respuesta a la gran demanda del mercado laboral que existe en este momento”.

Faltan especialistas en dermoestética

Actualmente es mucho mayor la demanda de especialistas, que el número de enfermeros formados en dermoestética.

“Hay que tener en cuenta que la oferta formativa para enfermeros era inexistente hasta hace bien poco; e incluso hoy hace falta potenciarla. Esto es algo a lo que Anede ha dado prioridad, y hemos conseguido la creación de cursos de  Experto Universitario en Enfermería Dermoestética gracias a los que ya se han forjado cientos de enfermeros”. Además, en estos momentos de hastío y frustración laboral dentro de la enfermería, la dermoestética supone una opción laboral nada desdeñable.

 “El momento que vive la enfermería es duro, pero también de aprendizaje. A veces nos hace falta cierto estímulo para dar el salto en busca de algo nuevo y, en este sentido, la dermoestética supone toda una oportunidad para la profesión”, señala Olmo.

 

Contratos estables

La presidenta de Anede añade que las condiciones laborales y económicas que ofrece el sector están ligadas al aumento de la demanda.

“Lo más común es encontrar contratos estables y cada vez mejor remunerados, y se valora mucho la experiencia y la formación de calidad del profesional. Como medida podemos tomar el creciente número de empresas que contactan con nuestra asociación en busca de especialistas formados y que nos ha hecho crear en Anede una sección donde ponemos en contacto a las empresas que ofrecen trabajo con los socios interesados”.

Económicamente, sobre todo en el ejercicio libre de la profesión, Olmo indica que no se puede negar que el nivel de ingresos que puede suponer al profesional “supone un acicate para quienes la ejercen”.

Lo habitual, no obstante, es que inicialmente esta actividad se compagine con actividades previas. “La dermoestética es una especialidad que requiere la actualización en múltiples técnicas y eso conlleva invertir tiempo en formación y dedicación que se puede compatibilizar con cualquier otra actividad. Una vez conseguido esto, al existir tanta variabilidad en las salidas, muchos enfermeros optan por dedicar su actividad a la dermoestética al 100% y otros lo siguen compatibilizando con otros trabajos. Las posibilidades son infinitas”.

 

Desarrollo en la pública y en la privada

La dermoestética se puede ejercer en cualquier ámbito dentro de la sanidad. Aunque el mayor campo se tiene en el sector privado (tanto por cuenta ajena en clínicas con múltiples servicios, como con el ejercicio libre de la profesión), ya se están incluyendo ciertas prestaciones en la cartera de servicios de la sanidad pública, como por ejemplo la creación de unidades de micropigmentación oncológica en las que se lleva a cabo la creación de pezón/areola tras mastectomía.

“El enfermero especialista en dermoestética, en un alto porcentaje, ejerce libremente su profesión como autónomo, creando empresas propias, dirigiendo grupos de trabajo, etc. Esta especialidad es una oportunidad en este sentido, ya que permite al enfermero enfocar su actividad hacia sus objetivos y, en definitiva, ser su propio jefe, algo que en cualquier otra especialidad es mucho más difícil de conseguir”, resalta Olmo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

15 + diez =

Publicar comentario